16 de mayo de 2010

Repartiendo alegrías




¿Por qué la gente ya no sonríe? Sólo veo caras largas, estrés, rutina. ¿Qué les ocurre? ¿Acaso no saben parar un segundo en su monótona vida, y disfrutar de los pequeños detalles que ésta nos ofrece? No os preocupéis, lo peor ha quedado atrás. Repartiendo alegrías ha llegado a la ciudad. Éste es un proyecto urbano contra la baja autoestima, el pesimismo, la desmoralización, los ceños fruncidos y los malos humos. ¿Acaso os véis reflejados en alguna de estas actitudes?
Yo ofrezco soluciones. Lo único que tenéis que hacer es daros un paseo por la ciudad y observar los pequeños detalles. Entonces, casualmente, las encontraréis y sonreiréis.
I. O.

Repartiendo alegrías es un proyecto de Irene Ortega Pérez. Su finalidad es transmitir alegría a la gente, para que así dirijan una mirada más optimista hacia la gente que les rodea, hacia su presente y su futuro, que cambien su estado de ánimo e incluso sus rutinas.
El lenguaje utilizado está extraído de los medios de comunicación: revistas, periódicos, anuncios, panfletos, cartas, postales y demás medios. A partir de la creación de estas máximas, y su posterior colocación en diferentes puntos de la ciudad, la sorpresa queda dada a todo aquél que dirija una mirada inquieta y curiosa hacia la ciudad y, por supuesto, que camine sin mirar al suelo.
Anoche estuvimos repartiendo alegrías por numerosos puntos de la ciudad de Valencia. ¿Ya habéis encontrado alguna?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada